Internacional

Sobreviviente de masacre en Las Vegas demanda a hotel

Sobreviviente de masacre en Las Vegas demanda a hotel

Stephen Paddock, el tirador de la masacre en Las Vegas, tenía planes para enfrentar a la Policía, revelaron varias fuentes a ABC News.

La autopsia sobre su cerebro no arrojó la información que la Policía de Las Vegas esperaba para entender la motivación del asesino.

Paddock, un jubilado de 64 años, figura como el único sospechoso del ataque, y las autoridades han recuperado 47 armas de fuego que eran de su propiedad, incluidas 23 que se encontraban en el hotel Mandalay Bay desde el que disparó a los asistentes de un festival de música country. Desde que ocurrió la matanza del 1 de octubre, su cronología ha cambiado en varias ocasiones, y la policía y los representantes del hotel parecen discrepar en el aspecto fundamental del momento de los disparos.

Con indicios de lograr encontrar algo, y motivado a las declaraciones del propio hermano del homicida, Eric Paddock, quien expresó a la Policía de Las Vegas "deseo que abran su cabeza y encuentren algo".

Mucho más luego de que los médicos -en un anticipo de la autopsia sobre el cadáver del atacante- no hallaran "anormalidades" en su cerebro que pudieran conducir a los peritos a perseguir una pista sobre su salud mental.

Pero el sheriff del condado de Clark, Joseph Lombardo dijo que las cosas que las personas esperarían encontrar no se han encontrado, lo que dificulta conocer la razón de la masacre.

Según estas últimas informaciones, los investigadores encontraron balas incendiarias dentro de la habitación de Paddock y también cerca de ese tanque de combustible en el aeropuerto.

En tanto, todavía se esperan los resultados de dos líneas de investigación: las pericias toxicológicas y el por qué el médico Steven Winkler le había prescripto a Paddock drogas contra la ansiedad en junio pasado. Por su parte, la empresa MGM Resorts, propietaria del Mandalay Bay y otros 12 hoteles del Strip de Las Vegas, dijo que trabaja de "manera consistente" con las fuerzas del orden local y nacional para garantizar la seguridad de clientes y trabajadores, aspecto que calificó como una de sus "principales prioridades".