Internacional

Piden a Semar dejar de exhibir a perrita rescatista

Piden a Semar dejar de exhibir a perrita rescatista

Un experto señala que la perrita no se verá afectada.

Con el título de "Secretaría de Marina: ¡Dejen de exponer a Frida rescatista como un show!" Hasta el momento más de mil 500 personas han firmado esta petición en el portal.

"Frida", de ocho años de edad, quien se ha vuelta una sensación en redes sociales ha participado en fenómenos naturales como en los temblores de Haiti, en 2010, en Ecuador el año pasado, en el deslave de un cerro en Guatemala en 2015, así como en los pasados sismos del 7 y 19 de septiembre en México. Su valor se hizo viral, pero ahora la vemos siendo molestada y expuesta excesivamente en los medios de comunicación y utilizada para fotografías y sesiones con gente, agotadoras.

Animalistas hicieron una petición en Change.org para evitar que la binomio canino Frida deje de ser presentada en eventos públicos.

Así como participar en todas las actividades relacionadas con las labores de la Semar, como talleres, exhibiciones y fotografías.

Según una nota de El Universal, el especialista Rodrigo Martínez Velasco, instructor de búsqueda, estar en contacto con varias personas no afectaría el comportamiento o la salud mental de Frida y compañía, porque están acostumbrados a estar en "situaciones estresantes"; es decir, mientras defiende la actuación de la Marina, acepta que estar ante muchas personas es una situación estresante para los perros. "No debería causar mayor problema el que 'Frida' y demás perros tengan contacto con varias personas que deseen tomarse una foto con ellos", comentó.

Ciudad de México, 12 Octubre.

'Frida' es una perra Labrador, de seis años, que forma parte del equipo de "binomios caninos" que adiestra la Sección Canina del Cuartel General del Alto Mando de la Semar, y el ente encargado de la distribución, control y confianza de estos ejemplares, es la Oficialía Mayor.

La imagen ha cobrado gran participación a través de las redes sociales y se espera a un gran número de asistentes.

La popularidad de la perrita rescatista llegó hasta Japón, donde la han apodado cariñosamente Marina-Chan, por la etiqueta de la Secretaría de Marina en el chaleco que suele llevar puesto, y agregándole el Chan, un diminutivo japonés que indica afecto.