Internacional

Firma Donald Trump orden ejecutiva contra el Obamacare

Firma Donald Trump orden ejecutiva contra el Obamacare

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un decreto para disminuir los requisitos impuestos por el Obamacare, ante la falta de capacidad del Congreso para derogar la reforma de salud de Barack Obama.

Trump aseguró que el sistema de cuidado de salud "mejorará" con su acción, y que la medida no le costará nada al gobierno federal.

Esta nuevo orden "proporcionará a millones de estadounidenses un alivio de Obamacare", dijo Trump cuando publicó formalmente la orden.

Trump reiteró su pedido al Congreso de anular la ley de Obama, pero dijo que su orden ejecutiva le dará a la población más alternativas y por ende primas más accesibles. "Como no pudieron revocar la ley en el Congreso, el presidente está saboteando el sistema", señaló. Pero incluso los limitados pasos descritos hoy tardarán meses en ser procesados por la burocracia oficial y expertos advirtieron a la ciudadanía que no habrá cambios inmediatos.

Sus propuestas fueron apoyadas por el senador republicano de Kentucky, Rand Paul, quien había sido uno de los más recalcitrantes rivales políticos de Trump en la pasada campaña presidencial. También autorizará a levantar los límites a las coberturas sanitarias a corto plazo incluidos en la Ley de Cuidado de Salud Asequible, el llamado Obamacare, vigente desde 2010.

Sin embargo, si bien esta nueva orden podría hacer que el seguro sea más barato para los que están en buena salud, lo cambios sucedería a expensas de millones de estadounidenses más enfermos, que tendrán que pagar más, advierten a los defensores de los pacientes.

Tales programas de salud serán exentos de condiciones estipuladas por las autoridades estatales y federales. Ello es reflejo de la creencia de Trump de que una mayor competencia a nivel nacional llevará a primas reducidas para quienes compren sus propias pólizas de seguro, y para las pequeñas empresas. Pero ante las inquietudes, la Casa Blanca avisó que las empresas que participen no podrán excluir a ningún empleado, ni cobrarle más a los que tengan problemas de salud.