Internacional

Liberan en Pakistán a una familia norteamericana secuestrada por talibanes

Liberan en Pakistán a una familia norteamericana secuestrada por talibanes

Caitlan Coleman y su esposo canadiense habían sido capturados en 2012 en Afganistán por la red Haqqani, una organización terrorista vinculada a los talibanes, y la inteligencia estadounidense había detectado su trasladado a territorio paquistaní el pasado 11 de octubre a través de la zona tribal fronteriza de Khurram.

"Ayer (miércoles), el gobierno de Estados Unidos, trabajando junto al gobierno de Pakistán, aseguró la liberación de la familia Boyle-Coleman", secuestrada desde 2012, dijo Trump en un comunicado de la Casa Blanca.

Boyle y Coleman habían viajado al país como parte de un periplo por varias ex repúblicas soviéticas centroasiáticas, entre ellas, Uzbekistán, Kirguizistán y Tayikistán. La operación ocurrió "anoche" y condujo a la liberación de la familia.

Los talibanes publicaron en diciembre de 2016 un vídeo de la pareja acompañada por dos de sus hijos nacidos en cautiverio en el que pedían ayuda al presidente de EEUU, Barack Obama, y a su sucesor, Donald Trump.

"La operación de las fuerzas paquistaníes, basada en la inteligencia procesable de las autoridades estadounidenses, tuvo éxito, todos los rehenes fueron recuperados sanos y salvos".

El éxito de esta "pone de relieve la importancia de compartir a tiempo la información y el compromiso continuo de Pakistán en combatir esta amenaza gracias a la cooperación de las dos fuerzas contra un enemigo común", apuntaba el ejército paquistaní en su comunicado.

En ese discurso, Trump presentaba su estrategia para Afganistán y acusó a Pakistán de actuar "a menudo como refugio para los agentes del caos, de la violencia y del terror".

El texto destaca además que su liberación representa un "momento positivo" de las relaciones con Pakistán.

También elogió la cooperación paquistaní, la cual es "una señal de que está cumpliendo los deseos de Estados Unidos de hacer más para brindar seguridad en la región".

Dentro de poco, el secretario de Estado Rex Tillerson y el secretario de Defensa James Mattis visitarán Pakistán, con el fin recordarle a Islamabad que su apoyo a los grupos yihadistas debe cesar, según afirmaron recientemente altos responsables estadounidenses.