Internacional

Mujica ofrece su apoyo a Lula Da Silva tras conocer condena

Mujica ofrece su apoyo a Lula Da Silva tras conocer condena

Sindicatos y movimientos sociales convocaron para el 20 de julio a manifestaciones "en todo Brasil" para apoyar al ex presidente Luiz Inácio Lula, condenado por corrupción y lavado de dinero, confirmaron fuentes del Partido de los Trabajadores (PT). Durante sus dos mandatos (2003-2010), Lula sacó a millones de personas de la pobreza gracias a un "boom" económico impulsado por los altos precios del petróleo.

Después de un siglo de robo a los pueblos de América por parte de gobernantes corruptos, dictadores o no, que arrasaron con los fiscos, las constituciones y las leyes de nuestros países, el juez Moro del Brasil está dando un ejemplo de entereza moral y coraje al condenar por nueve años y medio nada menos que al símbolo internacional más esgrimido por la izquierda continental, Lula da Silva.

"Si Lula gana las elecciones y fuera condenado luego, sería la primera vez que pase algo así", agregó.

Muchos observadores esperan que la revisión de la sentencia no le impida a Lula que sea candidato. "Por el ritmo de los juicios en segunda instancia, es improbable que juzquen a Lula antes de las elecciones", dijo a la agencia dpa el politólogo de la Universidad de Brasilia Antonio Testa.

Pero si Lula pierde la apelación no podrá competir por cargos públicos, con lo que la carrera presidencial se quedará sin el candidato más fuerte, abriendo la puerta a candidatos al margen de la clase dirigente que podrían apelar a la molestia de los votantes por la recesión y por la extensa corrupción en la política.

La defensa del ex presidente, el propio Lula y los simpatizantes del Partido de los Trabajadores, aducen que el fallo de Moro tiene como objetivo retirarlo de la contienda electoral de octubre del próximo año. "No tendría condiciones para gobernar". A ello se suma la actual tormenta en torno al actual presidente, el conservador Michel Temer. El ex presidente es también investigado por otros cuatro casos. En el primero de cinco procesos, fue declarado culpable el miércoles de haber aceptado que la empresa OAS reformase un apartamento de lujo de tres pisos destinado a él en la costa de San Pablo, a cambio de dar a la firma un trato de favor en sus negocios con Petrobras.

Por otro lado, el presidente también es investigado por obstaculizar la operación Lava Jato a través del dictado de medidas legislativas y el control del nombramiento de comisarios de policía que conducían estas indagaciones.

En el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) aparecen en las quinielas el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, y el alcalde de la capital paulista, Joao Doria, que en los últimos meses ha cargado contra Lula pese a su ámbito político meramente municipal.

Pero no es el único proceso judicial en el que está involucrado Lula.