Deporte

"Llevar diez finales aquí no me garantiza el título" — Federer

Cerca de cumplir 36 años, Federer sumó otro capítulo a una temporada de renacimiento al derrotar el viernes por 7-6 (4), 7-6 (4), 6-4 a Tomas Berdych en las semifinales en el All England Club.

Demostrando una maestría insuperable en los desempates, Federer se mantuvo inabordable en este juego corto, como lleva haciéndolo durante las dos semanas de competición, en las que ha ganado los cinco que ha disputado, uno contra el serbio Dusan Laiovic, otro contra el alemán Mischa Zverev, otro más contra el canadiense Milos Raonic, y los dos de hoy viernes.

Federer, que podría conseguir este domingo su octavo título de Wimbledon, manifestó que lo que quiere hacer ahora es "descansar y jugar lo mejor posible" en la final.

Será el octavo enfrentamiento entre Federer y Cilic, y el segundo consecutivo en Wimbledon, donde el año pasado el croata dispuso de tres bolas de partido (6-7 (4), 4-6, 6-3, 7-6 (9) y 6-3) para liquidar el jugador de Basilea en cuartos de final, sin éxito. A los 35 años, el suizo, ahora número 5 del ranking, intentará ir en busca de su 19° título de Grand Slam para ampliar su leyenda.

'Será un gran partido contra Federer o Berdych.

De ganar el título el domingo, el suizo regresaría al número tres de la lista mundial, mientras que Berdych, tiene asegurado el duodécimo puesto. Para ello necesita primero superar a Berdych (15º del ránking), que fue finalista en Wimbledon en 2010.

Ambos raquetistas venían de eliminar a importantes personalidades en las instancias de los cuartos de final; Cilic al luxemburgués Gilles Muller y Querrey al británico Andy Murray, por lo que exhibieron un cerrado duelo en el que tuvieron que definir por "tie break" un par de sets. Querrey aprovechó su oportunidad y se hizo luego con este primer parcial.

Pero Cilic estuvo inabordable al saque después, para acabar con 25 directos y ganar un 88 por ciento de puntos con su primer servicio. Pero cometió una doble falta y dos errores no forzados antes de que Cilic sellara la victoria con un golpe de derecha.

"Sam estaba sacando con todo, con tremenda potencia", dijo Cilic.