Medicina

Muere el disidente chino y Premio Nobel de la Paz, Liu Xiabo

Muere el disidente chino y Premio Nobel de la Paz, Liu Xiabo

Hace poco se lo trasladó de la cárcel a un hospital en la ciudad de Shenyang, al noreste de China, para ser tratado.

Liu fue detenido en diciembre de 2008 y condenado el día de Navidad de 2009 a 11 años de prisión por "incitar a la subversión", tras haber ayudado a redactar la Carta 08, un manifiesto político que pedía reformas democráticas y el respeto a derechos recogidos en la Constitución china, como la libertad de expresión.

La familia del premio Nobel de la Paz, dejó claro que su última voluntad era recibir tratamiento médico en el extranjero, pero Pekín lo rechazó tajantemente, argumentó que Liu ya estaba demasiado enfermo para plantearse ningún traslado.

Liu recibió el Nobel de la Paz en 2010 por su activismo en materia de los derechos humanos en China, según el Comité Nobel. "Debemos hacer todo que lo posible para poner fin a arresto domiciliario ilegal y la vigilancia de Liu Xia y asegurarse de que ella ya no sea perseguida por las autoridades", apunto.

El primer ministro del Gobierno tibetano en el exilio, Lobsang Sangay, dijo que está con el "corazón roto", tras conocer la noticia de la muerte de Liu.

El intelectual es recordado por su campaña pacífica contra el régimen comunista de China.

Sin embargo, el Nobel le garantizó a Liu Xiaobo un reconocimiento internacional por su compromiso y su lucha de varias décadas marcada por largos periodos en prisión.

Los reclamos no se hicieron esperar, Berit Reiss-Andersen, presidenta del Comité Noruego del Nobel afirmó que el gobierno chino tiene una gran responsabilidad por la muerte de Liu.

"En este punto, pedimos a las autoridades chinas que permitan a su viuda, Liu Xia, y su familia, que puedan enterrarlo en el lugar y de la manera que escojan, y que se les permita hacer el duelo en paz", dijeron.

Por su parte, el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Raad Zeid al-Hussein, rindió homenaje a Liu, calificándolo como "verdadera encarnación de los valores democráticos no violentos" en todo el mundo.