Internacional

Trump plantea a Cuba negociar un mejor trato

Trump plantea a Cuba negociar un mejor trato

Principales disposiciones: Trump mantendrá las relaciones con Cuba, anunciadas por el presidente Barack Obama el 17 de diciembre del 2014.

Trump derogó asimismo la Directiva Presidencial de Política "Normalización de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba", emitida por el presidente Obama el 14 de octubre de 2016, la cual aunque no ocultaba el carácter injerencista de la política estadounidense, ni el objetivo de hacer avanzar sus intereses en la consecución de cambios en el orden económico, político y social de nuestro país, había reconocido la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Cuba y al gobierno cubano como un interlocutor legítimo e igual, así como los beneficios que reportaría a ambos países y pueblos una relación de convivencia civilizada dentro de las grandes diferencias que existen entre los dos gobiernos. También admitía que el bloqueo era una política obsoleta y que debía ser eliminado.

Posteriormente haremos un análisis más profundo del alcance y las implicaciones de este anuncio. Sobre el tema de los derechos humanos, el régimen atribuyó las denuncias en su contra a "manipulación con fines políticos" y "doble rasero" por parte de Washington.

"El pueblo cubano disfruta de derechos y libertades fundamentales, y exhibe logros de los que se siente orgulloso y que son una quimera para muchos países del mundo, incluyendo a los propios Estados Unidos", señaló.

"Con sus modestos recursos, Cuba ha contribuido también a la mejoría de los derechos humanos en muchos lugares del mundo, a pesar de las limitaciones que le impone su condición de país bloqueado", agregó.

"Los Estados Unidos no están en condiciones de darnos lecciones", afirma el escrito, que deja abierta la puerta al diálogo.

El gobierno cubano criticó hoy con dureza el "retroceso" de la política de Estados Unidos hacia el país y calificó como "retórica hostil" el mensaje dado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el cual se dio a conocer la nueva tónica en la relación entre los dos vecinos del estrecho de la Florida.

"Quizá lo más lamentable es que (Trump) haya retomado el lenguaje arcaico y las letanías gastadas del discurso más reaccionario contra Cuba y, sobre todo, que pretenda reducirla con condicionamientos, lo cual para los cubanos equivale casi al empleo de la fuerza", publicó el diario local "Juventud Rebelde". Los viajes familiares y las remesas que envían los cubano-estadounidenses tampoco serán afectados.

Tras anunciar la reversión de la apertura diplomática durante un discurso en Miami, el mandatario norteamericano dijo que Cuba había obtenido demasiadas concesiones de Estados Unidos por un acuerdo "equivocado", pero que "ahora esos días han terminado". Cuba no ha renunciado a estos principios ni renunciará jamás.

Los cambios, que se implementarán una vez que los departamentos de Estado y del Tesoro elaboren sus respectivas regulaciones, prohíben que los estadounidenses organicen sus viajes individuales a Cuba, en el marco de los contactos de "pueblo a pueblo", además de que tendrán que documentar sus gastos si participan en viajes en grupo.

Según informó la Casa Blanca en un escueto comunicado, Trump "discutió asuntos bilaterales y regionales", incluida "la nueva política de Estados Unidos sobre Cuba".