Internacional

Trump cancela acuerdo con Cuba y anuncia nueva política con la isla

Trump cancela acuerdo con Cuba y anuncia nueva política con la isla

En el Teatro Manuel Artime de Miami, un lugar que lleva el nombre de uno de los líderes de la brigada 2506 de bahía de Cochinos, cuyos veteranos le ofrecieron a Donald Trump su respaldo en octubre pasado, el presidente de Estados Unidos anunció la revisión de la política de Barack Obama hacia Cuba.

Consideró que un "estilo arrogante en el trato con Cuba no tiene futuro, como han demostrado los acontecimientos del último medio siglo", tras reiterar la "inquebrantable solidaridad" de Moscú con La Habana, según la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Estamos en contra del embargo y el bloqueo, en contra de las sanciones y las líneas divisorias, abogamos por el diálogo, la cooperación, el tendido de puentes y una comunicación libre de dictado e intentos de inmiscuirse desde fuera en los asuntos internos de naciones soberanas", destacó el comunicado.

Cabe anotar que Washington presentó su nueva política con la patria de Fidel Castro, la cual modifica los acuerdos diplomáticos establecidos durante el gobierno de Barack Obama y deja sin efecto algunos.

Para Rusia este cambio de rumbo demuestra que "el discurso anticubano todavía es muy popular", indicó la cancillería.

"Sin embargo, no será fácil para Trump cerrar la puerta que ya está abierta", afirmó Wei, aludiendo al mantenimiento de las principales medidas de deshielo de Obama, como la apertura de la embajada de EEUU en la Habana y los vuelos directos entre ambas partes.

El envío de remesas no estará restringido una vez que las nuevas normativas entren en vigencia y las personas sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos podrán continuar viajando como hasta ahora a Cuba en viajes autorizados de cruceros o buques de pasajeros.

En suma, la decisión de Trump resulta deplorable desde toda perspectiva: constituye un anuncio de que su país no cejará en la violación de la legalidad; configura un nuevo foco de conflicto; supone un atropello al derecho de los estadunidenses a desplazarse y establecer relaciones de negocios y, ante todo, renueva la histórica afrenta contra el pueblo cubano.

En opinión de Wei Hongxia, investigadora del Instituto de Estudios Estadounidenses de la Academia China de Ciencias Sociales, Trump estuvo en Miami para cumplir con sus compromisos electorales de adoptar una postura más dura hacia Cuba, lo cual es una acción explícita de enfriar el entusiamo de Obama en busca de una normalización de las relaciones con la isla.

Fue el senador de la Florida Marco Rubio quien ayudó a elaborar los cambios propuestos por Trump, con el aporte del representante por Miami Mario Díaz-Balart.

"En uso de la ley nacional, el derecho internacional y la tradición latinoamericana, Cuba ha concedido asilo político o refugio a luchadores por los derechos civiles de Estados Unidos y estas personas no serán retornadas" a ese país, que carece de base legal, política y moral para reclamarlos", espetó Rodríguez.

Más de un cuarto de millón de estadounidenses visitó la isla en los primeros cinco meses de 2017, lo que representó un crecimiento de 145% frente a igual período de 2016, informó el miércoles un portal cubano citando fuentes oficiales.