Internacional

Presidente Varela inicia el lunes intensa gira de trabajo a Estados Unidos

Presidente Varela inicia el lunes intensa gira de trabajo a Estados Unidos

Trump anunció cambios en las medidas hacia la apertura con Cuba anunciadas desde diciembre de 2014 por el presidente estadounidense, Barack Obama.

Otros medios de prensa señalan que Trump ignora las encuestas que indican que un 75 % de los estadounidenses apoyan el acercamiento entre La Habana y Washington.

Una vez más el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló con el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, sobre lo que consideran como una "terrible situación" en Venezuela.

"La nueva línea que el presidente estadunidense ha proclamado hacia Cuba nos devuelve a la ya olvidada retórica de la Guerra Fría que caracterizó la actitud de Estados Unidos hacia Cuba a lo largo de décadas", señaló la cancillería rusa en un comunicado publicado en su sitio web.

En su discurso Trump prometió apoyar a los сubanos en su lucha contra el Gobierno de Castro, porque -dijo- "sabemos que lo mejor para EE.UU.es que haya libertad en nuestro hemisferio, bien sea en Cuba o en Venezuela".

Cuba conoce bien de cerca a su vecino norteño, señaló la portavoz de la cancillería rusa María Zajárova, quien afirmó que la única característica previsible de Estados Unidos es su intromisión permanente en los asuntos internos de países soberanos.

"Bolivia expresa total solidaridad al hermano pueblo cubano y su gobierno revolucionario frente a estas nuevas agresiones", escribió el mandatario boliviano Evo Morales en su cuenta en Twitter: @evoespueblo.

Por su parte, el demócrata Mark R. Warner, senador por Virginia y vicepresidente del Comité de Inteligencia de la Cámara alta, sostuvo que la decisión de revertir el progreso en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba envía un mensaje equivocado al mundo sobre el liderazgo norteamericano.

El pronunciamiento de la diplomática venezolana se dio luego de que el presidente Trump firmó una orden ejecutiva que autoriza la reducción de las actividades económicas de Estados Unidos con el conglomerado militar cubano, incluyendo el turismo, y refuerza las restricciones de viaje para los norteamericanos que deseen visitar la isla.