Medicina

El Salvador mantiene alerta por lluvias que han provocado 4 muertes

El Salvador mantiene alerta por lluvias que han provocado 4 muertes

Meléndez afirmó que los niveles de saturación de agua en el suelo son altos, motivo por lo que crecen los niveles de peligrosidad que sobrepasa los tres mil puntos o zonas de riesgo, que afectan a más de un millón de personas.

De las personas albergadas, Protección Civil indicó que 41 provienen de Las Minas Chalatenango, cinco del Caserío San Ignacio, Cantón Santa Rosa, Chalatenango y once del Caserío Portillo Cabral, Cantón El Carmen, San Pedro Masahuat, La Paz.

En los últimos días de lluvia se registran 116 calles anegadas, ocho afectadas por las lluvias, más una carretera, dos comunidades sin energía eléctrica, un poste de energía eléctrica caído, una red de distribución hídrica afectada.

Fuerte lluvia acompañada de granizo se reporta en varias zonas de la capital, la cual ha afectado el tránsito de vehículos.

Las precipitaciones dejaron 160 casas inundadas y obligó a la evacuación de unas 50 familias en el municipio de San Diego (sur), en el departamento de La Libertad.

En cuanto a viviendas cinco han sido afectadas en alguna medida, 194 anegadas, tres fueron destruidas, seis muros han colapsado y hay efectos en al menos un centro escolar y otras dos edificaciones diversas.

Ante esta situación, Protección Civil emitió una alerta verde (prevención) para todo el país, por la presencia de tormentas y lluvias intensas que afectan al territorio y que se podrían prolongar para las próximas 48 horas, y alerta amarilla o de vigilancia para el departamento de Chalatenango.

José Alvarado, de la comisión Técnica Sectorial de Logística, informó que se trasladaron 1,800 colchonetas, 108 quintales de maíz, 72 quintales de arroz, 73 quintales de frijol, 1,800 botellas de aceite, 18 quintales de azúcar, que son bodegas adelantadas.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales advirtió sobre el posible desbordamiento de los ríos Paz, Grande de Sonsonate y Jiboa, y crecidas en las desembocaduras de la Bahía de Jiquilisco y el Estero de Jaltepeque.

Para este lunes, la baja presión se desplaza a Yucatán, y tanto el sistema como el viento se debilitarán.