Internacional

Trump canceló el acuerdo con Cuba

Trump canceló el acuerdo con Cuba

El mandatario declaró que el gobierno cubano no ayuda a los ciudadanos y "enriquece al régimen".

Los cambios de política del Presidente Trump fomentarán el comercio estadounidense con negocios cubanos libres y presionarán al gobierno cubano para que permita al pueblo cubano expandir el sector privado.

Las razones que motivaron la decisión de Trump a favor de esa inverosímil política en contra de Cuba pudieran encontrarse en su infantilismo político y creciente desespero por intentar mantener a flote su naufragante presidencia, expresó Gómez.

La Habana, 16 jun (ACN) Declaración del Gobierno Revolucionario sobre la posición de Cuba ante el discurso de este viernes del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump.

El gobernante retó a Cuba "a acudir a la mesa (negociadora) con un nuevo acuerdo que esté en el mejor interés tanto de su pueblo como" del estadounidense, y dio por "cancelado" el marco acordado entre Obama y Raúl Castro para normalizar las relaciones bilaterales. Desde entonces, Washington ha estado abriendo un incipiente flujo de intercambio comercial y permitió que los estadounidenses viajen dentro de 12 categorías, entre ellas el "intercambio cultural".

Ahora, bajo el nuevo Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional, tendrán que unirse a grupos turísticos para visitar la isla, y el Departamento del Tesoro auditará tales justificaciones para viajar, cuando antes el viajero sólo tenía que dar su palabra. "Hasta ahora la ampliación de los viajes y los vuelos había traído beneficios para muchos, y con una restricción anunciada por Trump hoy por supuesto que disminuirían los vuelos", dijo a Xinhua, Danilo Núñez, un conductor de taxis.

En su encendida intervención ante líderes del exilio cubano y representantes políticos de línea dura contra la isla, Trump reafirmó que mantendría el bloqueo económico contra esta nación caribeña.

Para Sánchez, que no estuvo hoy en el Teatro Manuel Artime, aunque escuchó el discurso por televisión, quedan cosas por "clarificar" de la nueva política de Trump hacia Cuba, como la forma en la que se va a identificar qué empresas están vetadas en los negocios con EE.UU., porque la economía está controlada "ciento por ciento" por las FAR, dijo.

"De alguna manera es regresar al pasado, y afectará indudablemente a ambas partes".

"Son absurdas esas medidas realmente". Por ejemplo, controla el puerto de contenedores principal en Mariel, que ha firmado acuerdos de asociación con los puertos de la costa del Golfo de los Estados Unidos y el Puerto de Virginia. "Tristemente es la historia nuevamente", señaló a Xinhua, Yosvany Flores, un joven cubano.

Pero la mayor parte de las medidas de Obama se mantienen.

El Gobierno de Cuba rechaza la manipulación con fines políticos y el doble rasero en el tratamiento del tema de los derechos humanos.

La embajada de Estados Unidos en La Habana, que se reabrió en agosto de 2015, permanecerá abierta y no se afectarán los viajes de los cubano-estadounidenses ni las remesas familiares.