Negocios

Régimen de Castro le respondió a Trump y rechazó "presiones" sobre Cuba

Régimen de Castro le respondió a Trump y rechazó

El magnate de los bienes raíces también acusó al régimen cubano de venderle armas a Corea del Norte y de alimentar el caos en Venezuela. "Tenemos serias preocupaciones por el respeto y las garantías de los derechos humanos en ese país".

En una declaración difundida simultáneamente en todos los medios estatales, el Ejecutivo de Raúl Castro respondió a los anuncios realizados hoy en Miami por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien endureció las políticas de EE.UU. hacia la isla.

Para el gobierno cubano, Estados Unidos no está en condiciones de dar lecciones, al señalar que en ese país hay numerosos casos de asesinatos y brutalidad policiaca.

Al anunciar que cancelaba de inmediato la directiva firmada por Obama en octubre de 2016 para normalizar los nexos con la mayor de las Antillas, Trump aseguró que fortalecerá la política de bloqueo económico, financiero y comercial contra La Habana, vigente desde 1962, aunque mantendrá abierta la embajada de Washington en la capital cubana.

Afirma que los cambios dispuestos por Trump constituyen un "retroceso" en las relaciones bilaterales y "contradicen el apoyo mayoritario de la opinión pública estadounidense, incluyendo el de la emigración cubana en ese país, al levantamiento total del bloqueo y a las relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos".

"Como hemos hecho desde el triunfo del 1ro.de enero de 1959, asumiremos cualquier riesgo y continuaremos firmes y seguros en la construcción de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible", concluyó el comunicado.

Los principales cambios son una prohibición para que las empresas de EU hagan negocios con compañías cubanas de propiedad o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba y restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

Esta fue la primera reacción de las autoridades cubanas al discurso y las medidas de Trump, quien criticó duramente el sistema político de la isla y exigió cambios, en tanto la prensa local consideró "lamentable" que el presidente estadounidense haya retomado "el lenguaje arcaico y las letanías gastadas del discurso más reaccionario contra Cuba".

Cuba reiteró además su voluntad de "continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo", pero puntualizó que no hará concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ni aceptará condicionamientos. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.