Medicina

'Pronto Cuba será libre', dice Trump en anuncio sobre nueva política

'Pronto Cuba será libre', dice Trump en anuncio sobre nueva política

Cuba consideró ante el anuncio de Donald Trump que el presidente ha sido mal aconsejado por "unos pocos legisladores de origen cubano" que usaron "chantajes para secuestrar" la política hacia la isla, publicó el viernes el diario estatal Granma.

"Me parece una mala noticia para la promoción de la democracia en Cuba y también una mala noticia para los cubanos en general el regreso a una política fracasada que es regresar al fracaso, para intentar que se respeten los derechos humanos en Cuba y la democracia", declaró a Efe Cuesta Morúa. "Ustedes votaron por esa promesa y aquí estoy, como lo prometí", dijo Trump y logró una gran ovación.

El presidente denunció que la isla está controlada por la "misma gente que mató a decenas de miles de sus ciudadanos". Mientras, los presentes gritaban: "Trump sí, Castro no". "Desde este momento cancelo el pacto del gobierno anterior con Cuba", anunció.

Asimismo señaló que se hará cumplir la prohibición sobre los viajes de turistas estadunidenses a la isla, relajada por la administración Obama, y se tomarán pasos para asegurar que los dólares gastados por quienes sean autorizados a viajar, vayan a los bolsillos de los cubanos y no a entidades del gobierno.

El ministerio también mencionó que la nueva política hacia Cuba anunciada por el Gobierno de Estados Unidos recuerda al "discurso de la Guerra Fría".

El mandatario estadounidense advirtió, sin embargo, que "cualquier cambio" a su postura hacia Cuba dependerá de "avances concretos" hacia objetivos como las elecciones libres, la liberación de presos políticos y la entrega a la Justicia estadounidense de "criminales y fugitivos" que han encontrado refugio en la isla. "Cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor", dijo.

Desde aquel histórico anuncio de 2014, los dos países restablecieron sus relaciones diplomáticas, y Washington avanzó en el progresivo desmonte de normas administrativas para permitir un incipiente flujo de intercambio comercial y abrió las puertas a que estadounidenses puedan ir de vacaciones a Cuba. Empresas aéreas y de viajes de crucero hacia Cuba hicieron millonarias inversiones en los últimos dos años para prepararse al nuevo escenario bilateral, y aún resta por ver el impacto que las nuevas medidas tendrán en estos sectores.