Espectáculos

México pide a Cuba y EU solucionar diferencias con diálogo

México pide a Cuba y EU solucionar diferencias con diálogo

La Asociación Amigos de Cuba (AAC) de Nicaragua condenó este sábado las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las cuales promete recrudecer la política de agresión contra la isla caribeña.

De acuerdo con los cultivadores, la actual postura de la Casa Blanca, considerada un retroceso en comparación con los pasos dados por el exmandatario Barack Obama, podría descarrilar el incremento de las exportaciones agrícolas.

"Que Dios bendiga a Cuba, que Dios bendiga a Estados Unidos", ha declarado Trump antes de firmar el decreto.

Ese documento restringe los viajes de los norteamericanos a la mayor nación de las Antillas a partir de barreras burocráticas y la eliminación de visitas educativas a título individual.

La nueva política estadounidense elimina toda posibilidad de que los estadounidenses hagan turismo en la isla y prohíbe a las empresas norteamericanas hacer negocios con compañías cubanas controladas por las fuerzas armadas y los servicios secretos.

En La Pequeña Habana en Miami, Florida, Trump anunció nuevas restricciones a los viajes estadounidenses a Cuba y a los negocios estadounidenses con el ejército cubano, aunque no tocó los lazos diplomáticos entre las dos naciones.

Las medidas anunciadas imponen trabas adicionales a las muy restringidas oportunidades que el sector empresarial estadounidense tenía para comerciar e invertir en Cuba.

Posteriormente haremos un análisis más profundo del alcance y las implicaciones de este anuncio.

Los Estados Unidos no están en condiciones de darnos lecciones.

Asimismo, son motivo de preocupación las violaciones de los derechos humanos cometidas por los Estados Unidos en otros países, como las detenciones arbitrarias de decenas de presos en el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo en Cuba, donde incluso se ha torturado; las ejecuciones extrajudiciales y las muertes de civiles causadas por bombas y el empleo de drones; y las guerras desatadas contra diversos países como Irak, sustentadas en mentiras sobre la posesión de armas de exterminio masivo, con consecuencias nefastas para la paz, la seguridad y la estabilidad de la región del Medio Oriente. Cuba no ha renunciado a estos principios ni renunciará jamás.

"El Gobierno de México reitera su amistad y solidaridad al pueblo cubano, y la voluntad de seguir trabajando con el Gobierno de Cuba en los muchos temas de interés común", reza el comunicado.

El presidente Raúl Castro sostuvo que Cuba y Estados Unidos pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambos países y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia.

Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, mediante presiones e imposiciones o métodos más sutiles, estará condenada al fracaso, insistió el gobierno de La Habana.