Medicina

Podría rebasar la centena el número de muertes por incendio en Londres

Podría rebasar la centena el número de muertes por incendio en Londres

Según este comunicado municipal leído durante la protesta, el Ayuntamiento se compromete "por escrito" a realojar a las víctimas dentro del distrito; a destinar fondos para cubrir las pérdidas y los subsidios sociales y a encargar una investigación sobre las recientes obras de reforma del edificio, valoradas en unos 10 millones de libras (11,4 millones de euros).

Los residentes de la torre Grenfell, donde el miércoles se declaró un incendio que ha causado al menos 30 muertos, acudieron al Ayuntamiento de Kensington y Chelsea, encargado del mantenimiento del edificio de propiedad municipal, para pedir explicaciones y asistencia para los supervivientes.

Bomberos londinenses, traumatizados por la devastación que presenciaron en el incendio del edificio residencial Grenfell que se cobró al menos 17 víctimas fatales, intentaban asegurar ayer la calcinada construcción para poder seguir buscando víctimas. Decenas de personas pudieron ser rescatadas de las llamas, mientras que otras pudieron huir por sus propios medios.

Los familiares y amigos de los desaparecidos hicieron llamamientos cada vez más desesperados por la información, ya que cada vez era más evidente que pocos sobrevivieron.

Stuart Cundy, de Scotland Yard, señaló que de momento no se puede precisar cuántas personas están desaparecidas.

La policía no cree que el incendio haya sido premeditado.

"No hay hasta el momento indicios que sugieran que el fuego empezó deliberadamente", dijo Cundy, precisando que está totalmente extinguido.

"Es difícil expresar cómo deben sentirse las familias afectadas y nuestra labor es trabajar incansablemente para ofrecerles las respuestas que se merecen", añadió y destacó que "la prioridad para cada uno de los involucrados en la operación actual en la Torre Grenfell es recuperar e identificar a todas las víctimas".

Asimismo, prometió apoyar a quienes perdieron todo en el incendio.

En una visita no anunciada, se desplazaron hoy la reina Isabel II y el duque de Cambridge hasta la zona afectada, donde la monarca y su nieto visitaron un centro polideportivo comunitario, habilitado para asistir a los afectados por el fuego. La reina alabó el jueves el valor de los bomberos y la "increíble generosidad" de los voluntarios.