Internacional

Nuevas políticas en Cuba no afectarán las relaciones diplomáticas: Trump

Nuevas políticas en Cuba no afectarán las relaciones diplomáticas: Trump

"Desde este momento cancelo todo el pacto bilateral del gobierno anterior con Cuba", dijo.

"Haremos cumplir el embargo", dijo el presidente durante su discurso en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana.

Los principales cambios de Trump sobre la política con Cuba son una prohibición para que las empresas de EE.UU. hagan negocios con compañías cubanas de propiedad o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba y restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

En su discurso para anunciar la nueva política de EEUU hacia Cuba, Trump aseguró que Cuba sufre desde "hace décadas" al régimen de los Castro, pero que eso no debe repetirse en Venezuela.

"Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional", añadieron.

Según un sitio cubano de información, más de un cuarto de millón de estadounidenses visitó la isla en los primeros cinco meses de 2017, un crecimiento del 145% frente a igual período de 2016.

"No levantaremos las sanciones al régimen cubano hasta que liberen a todos los prisioneros políticos, que respete la libertad de asociación y expresión, y permita la legalización de todos los partidos políticos y lleve a cabo elecciones libres y supervisadas internacionalmente", dijo Trump. "Desafiamos a Cuba a que venga a la mesa con un nuevo acuerdo a favor de su pueblo, del pueblo estadounidense y de los cubanoamericanos", concluyó, según reportó el diario español El mundo.

"La política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados dentro de Estados Unidos y otros foros internacionales para acabar con él", indicó la Casa Blanca en un comunicado mientras Trump anunciaba el cambio de política en Miami (Florida).

"Que Dios bendiga a Cuba, que Dios bendiga a Estados Unidos", ha declarado Trump antes de firmar el decreto.