Internacional

Aperturaran investigación pública sobre el incendio del edificio en Londres

Aperturaran investigación pública sobre el incendio del edificio en Londres

May realizó hoy una visita privada al barrio de North Kensington, al oeste de la capital, donde la torre Grenfell -un bloque de viviendas de 24 plantas- ardió en la madrugada del miércoles, sin que aún se conozca la causa del siniestro.

La comandante de los bomberos de Londres, Dany Cotton, dijo que hay partes del edificio que no son seguras y que llevará tiempo inspeccionar todos los rincones.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció este jueves que habrá una investigación oficial sobre el incendio en una torre residencial de Londres a fin de esclarecer sus causas.

- La primera víctima del incendio que arrasó el miércoles por la noche una torre de viviendas en Londres cuya identidad fue divulgada hoy es Mohammed Alhajali, un refugiado sirio de 23 años.

También reprochan a May haber desatendido a las víctimas, pues en su primera visita, ayer, al lugar de los hechos solo se entrevistó con los servicios de emergencia, para decepción de los cientos de damnificados.

La "completa investigación pública”, que examinará también la acción de las autoridades, servirá para asegurarse de que "esta terrible tragedia es investigada apropiadamente”, dijo May a la televisión".

"Trágicamente, ahora no esperamos encontrar a nadie más con vida", exclamó Cotton y agregó: "La gravedad y el calor del fuego implican que sería un absoluto milagro que quedara alguien vivo".

El fuego obligó a los vecinos a huir en medio de un humo espeso por la única escalera, saltar por las ventanas o incluso lanzar a sus hijos por ellas para alejarlos de las llamas.

Unas 800 personas, la mayoría inmigrantes muy humildes, vivían en la Torre Grenfell, construida en 1974 en una sección obrera del riquísimo distrito de Kensington y Chelsea, a escasa distancia del barrio bohemio y animado de Notting Hill. "En mis 29 años como bombero, nunca, jamás he visto algo de este calibre”. Mi corazón está con todas las personas de la Grenfell Tower".

La concejal laborista Judith Blakeman, que es parte de la junta directiva del KCTMO, dijo a The Guardian que había presentado 19 quejas sobre las medidas anti-incendios del edificio, y que fueron ignoradas.

Residentes locales dicen que se habían emitido varias advertencias sobre la seguridad del edificio, que en 2016 fue sometido a una remodelación exterior por un valor de 8,7 millones de libras (11,1 millones de dólares), que incluyó revestimientos externos y nuevas ventanas. "Me trataban como si molestara" explicó. "El administrador me amenazó personalmente", lamentó David Collins, presidente de la asociación de habitantes de la torre hasta octubre.