Internacional

Adele visita a víctimas del incendio de edificio en Londres

Adele visita a víctimas del incendio de edificio en Londres

La Primera Ministra británica, Theresa May, anunció este jueves que habrá una investigación oficial sobre el incendio en una torre residencial de Londres a fin de esclarecer sus causas, después de que el siniestro causara 17 muertos.

La "completa investigación pública", que examinará también la acción de las autoridades, servirá para asegurarse de que "esta terrible tragedia es investigada apropiadamente", dijo May a la televisión.

Dada la voracidad del fuego, "existe el riesgo de que no logremos identificar a todas las víctimas", avisó el comandante de policía Stuart Cundy.

La comandante de los bomberos de Londres, Dany Cotton, dijo que hay partes del edificio que no son seguras y que llevará tiempo inspeccionar todos los rincones.

Hasta ahora, 34 personas permanecen hospitalizadas, de las que 18 se encuentran en estado crítico, según los servicios de emergencia. "La gravedad y el calor del fuego implican que sería un absoluto milagro que quedara alguien vivo".

Este viernes, May se acercó al hospital a visitar a los heridos, como hicieron, por separado, la reina Isabel II y su nieto, el príncipe Guillermo.

El incendio comenzó en la medianoche del martes al miércoles en un apartamento de la cuarta planta de Grenfell Tower y se extendió rápidamente por las plantas superiores.

El fuego obligó a los vecinos a huir en medio de un humo espeso por la única escalera, saltar por las ventanas o incluso lanzar a sus hijos por ellas para alejarlos de las llamas. Los víctimas del incendio, en el que han muerto al menos 30 personas y se esperan muchas más víctimas, acusan al consistorio de mayoría conservadora de haber desoído durante años sus quejas sobre las insuficientes medidas de seguridad.

Además, el interior del revestimiento es de plástico, inflamable.

"En una carrera de más de 30 años, no había visto nunca un incendio que devorara de esta manera un edificio entero", explicó Matt Wrack, secretario general del Sindicato de Bomberos.

El edificio de apartamentos sociales británico pertenecía al distrito y estaba gestionado por su organismo de vivienda, la Kensington and Chelsea Tenant Management Organisation (KCTMO).

"Sólo una catástrofe expondrá la ineptitud e incompetencia de nuestro propietario", el KCTMO, escribió ya en noviembre el vecino Edward Daffarn, en el blog del Grupo de acción de Grenfell.

"El consejo que recibieron los vecinos era que, en caso de incendio, tenían que quedarse en sus propiedades".

"Adele estaba dando vueltas y abrazando a todo el mundo que podía para consolarlos", dijo un testigo "El hecho de que Adele haya ido a la Torre de Grenfell y no haya dicho una palabra sobre esto demuestra lo sorprendentemente sincera que es..."