Internacional

Estados Unidos rescinde la protección migratoria a los padres indocumentados

Estados Unidos rescinde la protección migratoria a los padres indocumentados

El gobierno de Donald Trump anunció el jueves la cancelación de la política impulsada por su antecesor, Barack Obama, para permitir a millones de inmigrantes ilegales, padres de niños nacidos en Estados Unidos, a permanecer en el país.

Un programa anterior, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), ofrece la oportunidad de asistir a la escuela y de trabajar a unos 750.000 inmigrantes que llegaron al país de manera ilegal como niños.

La decisión fue anotada en la parte inferior de una declaración del gobierno en la que anunció el final de otro programa de inmigración de la era Obama. En una entrevista con The Associated Press en abril, Trump dijo que su gobierno "no está detrás de los dreamers".

Esta política de 2014, conocida como DAPA (Acción Diferida para Padres de Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales), buscaba ayudar a las familias de los hijos de los llamados 'dreamers' (soñadores) a permanecer juntos sin estar bajo la amenaza de ser deportados. "Estamos detrás de los criminales" y que "los dreamers deben descansar tranquilos". Protege de la deportación y ofrece un permiso de empleo para trabajar legalmente en el país por un periodo renovable de tres años.

La DAPA nunca se implementó luego de que 26 estados presentaran con éxito una demanda en una corte federal de Texas para bloquearla, un fallo que mantuvo la Suprema Corte tras una apretada votación.

Los republicanos denunciaron el plan como una "amnistía clandestina" y arguyeron que Obama sobrepasó su autoridad al proteger a un tipo específico de inmigrantes que vive ilegalmente en Estados Unidos. Sin embargo, hasta ahora, la mayoría de los inmigrantes que cuentan con esa protección no han sido blanco de los esfuerzos incrementados por encontrar y deportar a los inmigrantes que residen ilegalmente en el país.

El programa de protección a padres, al igual que el de jóvenes inmigrantes, fue creado en un memo durante el gobierno de Obama.

Ambos programas requerían que los participantes cumplieran con ciertas condiciones, como no tener antecedentes penales. Hasta el 31 de marzo, unos 787.000 jóvenes inmigrantes han sido aprobados para el programa DACA, según datos gubernamentales.