Internacional

Rusia calla ante la designación del fiscal Robert Muller en EUA

Rusia calla ante la designación del fiscal Robert Muller en EUA

El presidente Donald Trump calificó el jueves el nombramiento de un abogado especial para dirigir la investigación sobre Rusia como "la mayor cacería de brujas" en la historia de Estados Unidos, horas después de decir que esperaba una investigación exhaustiva.

Las investigaciones a cargo de Muller se centran en las sospechas de injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales del año pasado para favorecer a Trump, y la eventual colusión de su comité de campaña con esos esfuerzos.

En tanto, Rosenstein tuvo un papel central en el proceso de despido del ex director del FBI, James Comey, y por lo tanto su propia situación como coordinador de las investigaciones se había visto fragilizada. El funcionario se encontraba en medio una intensa investigación sobre los contactos de personal de la campaña de Trump y funcionarios rusos.

Robert Mueller, el fiscal especial designado para supervisar las indagatorias del FBI. Todos los sectores y principales editorialistas de todo el mundo criticaron nuevamente a Trump, y éste demostrando no tener conectado su cerebro a la lengua, en este caso al gadget, twitteó amenazantemente al ex director del FBI, "será mejor para Comey que no haya grabaciones antes de que empiece a filtrar a la prensa". ¿Qué le pidió Trump a Comey en esas reuniones que le preocupa al Presidente, y que ahora como testigo de la investigación independiente tendrá que revelar bajo juramento?

"Mi decisión [de nombrar un fiscal especial] no es la constatación de que se hayan cometido delitos o que cualquier procesamiento está justificado".

Agregó que "determiné que se necesita un investigador especial para que el pueblo estadounidense tenga plena confianza en el resultado".

Aunque ha dicho respetarlo, Trump considera que el nombramiento de Mueller "daña" al país y que es "una pura excusa para los demócratas" por haber perdido las elecciones de noviembre. Mueller estará sujeto a las reglas normales del Departamento de Justicia que se aplican a los fiscales especiales. "La importante investigación bipartidista en la Cámara (de Representantes) también continuará", añadió.