Internacional

Murió el líder de ISIS en Afganistán

Murió el líder de ISIS en Afganistán

Hasib murió hace 10 días en una operación que tuvo lugar en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, pero sólo ahora se ha confirmado su muerte.

El líder de Estado Islámico en Afganistán, Abdul Hasib, murió en una operación el 27 de abril realizada en conjunto por fuerzas especiales del país y de Estados Unidos en la provincia oriental de Nangarhar, dijeron el domingo autoridades.

Hasib, quien dirigió el ataque del 8 de marzo pasado contra un hospital militar de Kabul, que dejó al menos 30 muertos y más de un centenar de heridos, pereció en una redada llevada a cabo por fuerzas de seguridad especiales de Afganistán (Kitah Khas), en colaboración con las tropas estadunidense.

El anuncio es realizado tres semanas después de que Estados Unidos lanzara una de las bombas más potentes de su arsenal con el objetivo de destruir uno de los últimos bastiones de ISIS, para así facilitar las operaciones sobre el terreno de las tropas estadounidenses y afganas.

De acuerdo con la oficina de la OTAN en Afganistán, la operación conjunta, de la que no habían transcendido detalles hasta hoy, también infligió 35 bajas en las filas de a pie del grupo.

Esta acción fue enviada el pasado 27 de abril.

Hasta la fecha, la campaña ha liberado más de la mitad de los distritos que el EI-K tenía bajo su control, lo que ha permitido a cientos de residentes a regresar a sus hogares por primera vez en más de dos años.

"Es el segundo emir del EI que matamos en nueve meses, junto a decenas de sus jefes y centenares de sus combatientes".

La OTAN continúa en Afganistán con aproximadamente 13 mil efectivos en tareas de asesoramiento y capacitación, y Estados Unidos mantiene a ocho mil de estos, como parte del operativo de asistencia y tareas antiterroristas.