Internacional

Dueño de JBS confesó que paga sobornos a Temer desde 2010

Dueño de JBS confesó que paga sobornos a Temer desde 2010

El empresario brasileño cuya confesión de millonarios sobornos amenaza con derrumbar al Gobierno Temer ahora involucra también a los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Tres parlamentarios presentaron en el Legislativo sendas peticiones de apertura de juicio político contra Temer tras las revelaciones de la víspera, mientras varios de sus ministros dijeron que saldrán del Ejecutivo si no renuncia.

El presidente Temer pedía y recibía propinas del frigorífico JBS desde el año 2010, según reveló el propietario de la empresa, Joesley Batista.

Este jueves, miles de brasileños tomaron las calles de una decena de ciudades del país para pedir elecciones, con gritos de "Fuera Temer", y exigir la renuncia de su presidente, quien ha negado esa posibilidad.

Temer, junto a uno de los directivos de JBS.

En relación a Lula y Rousseff, las confesiones dicen que ambos le facilitaron a JBS la obtención de multimillonarios créditos con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), entidad estatal también investigada por la trama corrupta en Petrobras.

Las negociaciones con Lula y Rousseff, según dijo el empresario, tenían como mediador el exministro de Hacienda Guido Mantega, quien ha sido acusado de ejercer ese mismo papel por la firma Odebrecht, beneficiaria de contratos amañados con la estatal Petrobras.

El despacho de abogados de Lula, Teixeira & Martins, rechazó esas acusaciones y aseguró que el líder izquierdista es inocente, ya que no le fue encontrado "ningún valor ilícito" cuando los fiscales de la 'Lava Jato' quebraron su secreto bancario y fiscal.

"Se verifica que Aecio Neves, en articulación, entre otros, con el presidente Michel Temer, buscaron impedir que avancen las investigaciones de 'Lava Jato', sea por medio de medidas legisltativas o por medio del control de nombramientos de los comisarios de la policía que conducirían las investigaciones", señala el texto de la acusación.

En tanto, el senador y ex candidato presidencial Neves fue grabado por Joesley, a quien le dijo que estaba negociando con Temer y el nuevo juez de la corte Alexandre de Moraes cambiar la cúpula policial para frenar la Operacón Lava Jato.

De acuerdo con la Constitución brasileña, un presidente sólo puede ser investigado por los actos cometidos durante el ejercicio de su mandato y la supuesta obstrucción a la justicia, según O Globo, fue realizada por Temer en marzo pasado.