Internacional

Trump: seguiremos trabajando con Colombia sobre situación de Venezuela

Trump: seguiremos trabajando con Colombia sobre situación de Venezuela

Finalmente Mr. Trump debe tener claro cómo es la movida de Odebrecht en las campañas de Santos.

Reunión. Trump y Santos se reunieron ayer.

Santos se reunirá con Trump este jueves en la Casa Blanca, después de varios encuentros con los líderes de la Cámara de Representantes, el Senado y diversos legisladores, para después, este viernes, encontrarse con el vicepresidente, Mike Pence, con una agenda que se completa con varios compromisos empresariales.

En una rueda de prensa, a la cual asistieron más de un centenar de medios, porque no es común que lo haga, Trump manifestó que a su país le preocupa que aumenten los cultivos de coca, porque mucho daño le han hecho a su nación.

"No hay nada más difícil que la paz y queremos lograr la paz en todo el mundo y ustedes son un gran ejemplo", expresó.

Trump se pronunció así en respuesta a una pregunta sobre su opinión del proceso de paz al final de la conferencia de prensa conjunta que dio con Santos, después de reunirse con él en la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos aseguró que una Venezuela estable y próspera es lo deseable para todo el continente americano. "Es un problema muy horrible y desde un punto de vista humanitario no se parece a nada que hayamos visto en mucho tiempo", señaló.

El presidente colombiano remarcó la "fuerte y estratégica alianza" entre Estados Unidos y Colombia, e invitó a su homólogo estadounidense a visitar el país caribeño "en paz".

"Estoy muy entusiasmado en trabajar con el presidente Santos mientras atacamos el tráfico de drogras", aseguró el mandatario estadounidense. "Hoy vivimos en un país diferente, Colombia es ahora una sociedad más pacífica, más moderna y más justa".

Lo que se espera para Colombia en cuanto al trabajo en la lucha contra las drogas es generar convenios y apoyos bilaterales. "Le declaramos la guerra a las drogas hace 40 años y aún no la hemos ganado", explicó el presidente de Colombia, en donde la cifra de muertos tras más de 50 años de violencia provocada, entre otras cosas por el tráfico de drogas, supera la cifra de 200,000.

Y es que este ha sido los más referencial que hasta ahora ha tenido que responder el jefe del Estado colombiano en todos sus eventos a los que ha asistido, el crecimiento desbordado de los cultivos ilícitos de cocaína en el país.

Ello incluye no sólo la erradicación forzada de los cultivos de coca, sino apoyo económico a las familias que sustituyan cultivos voluntariamente.