Internacional

Trump: investigación sobre Rusia es la "mayor caza de brujas" en EEUU

Trump: investigación sobre Rusia es la

El Departamento de Justicia de Estados Unidos designó este miércoles al exdirector del FBI, Robert Mueller, como abogado especial para investigar la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

The Globe and Mail describe a Trump como un presidente que "miente constantemente, inventa acusaciones insostenibles y que constantemente se contradice a sí mismo", además de contratar a miembros de su familia en puestos clave de la Casa Blanca.

Él no podría acabar directamente con el mandatario, ya que solo el Senado de los Estados Unidos tiene la facultad de iniciar un proceso de impeachment o juicio político, pero su investigación sí podría desencadenar ese proceso.

Donald Trump también se pronunció este jueves en la mañana, en su cuenta de Twitter -como ya es habitual en el mandatario-, y dejó en evidencia su descontento con este nombramiento, pues lo considera llanamente una persecución en contra de su administración.

En un comunicado, el vicefiscal general, Rod Rosenstein, anunció el nombramiento de Muller para supervisar la pesquisa sobre la potencial intrusión rusa y los "asuntos relacionados", en una aparente referencia a los posibles lazos entre la campaña del presidente de EE.UU., Donald Trump, y el Kremlin.

Desde su investidura, el 20 de enero, Trump busca desesperadamente poner punto final a la controversia por sus supuestas relaciones con Rusia durante la campaña, pero desde entonces el problema no ha cesado de crecer y ahora ya amenaza paralizar su presidencia. En respuesta, dijo esperar "que esta cuestión sea concluida rápidamente".

Chaffetz dijo que le exigió al FBI entregar todos los memos de Comey, a fin de determinar si el presidente trató de influir o impedir la investigación del FBI sobre Flynn.

En un giro inesperado y que probablemente no tenga nada contento al presidente Donald Trump, el Departamento de Justicia decidió que Robert Mueller, ex director del FBI de 2001 a 2013, es quien llevara la investigación.

Según el Washington Post y otros medios, Trump divulgó informes altamente reservados sobre una operación preparada por el grupo yihadista Estado Islámico, durante un encuentro con Serguei Lavrov y el embajador ruso en Estados Unidos, Serguei Kisliak.

Luego del triunfo de Trump en las urnas, -según la agencia de noticias citada- las conversaciones entre Flynn y Kislyak fueron mas fluídas, e incluso se habló de crear un canal de conversación directo entre Trump y Putin "pasando por alto la burocracia de Seguridad Nacional de Estados Unidos".