Negocios

Trump desata crisis dentro y fuera de EU

Trump desata crisis dentro y fuera de EU

Trump se pronunció así en su primera comparecencia pública desde que el diario The New York Times revelara este martes que, en febrero pasado, el mandatario pidió al entonces director del FBI, James Comey, que pusiera fin a una investigación sobre los nexos con Rusia del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.

La situación de Donald Trump es cada día más incómoda: ya acusado de haber revelado demasiado a diplomáticos rusos, el presidente estadounidense es ahora señalado de haber intentado cerrar una investigación del FBI.

Elijah Cummings, el principal demócrata en un panel clave de supervisión de la Cámara, respondió que Ryan y los republicanos han mostrado "Cero, cero, cero apetito por cualquier investigación sobre el presidente Trump".

No tardó mucho para que la Casa Blanca negara que Trump hubiese pedido a Comey finalizar dicha investigación.

Flynn salió de la administración de Trump por ocultar la naturaleza de las conversaciones que sostuvo con el embajador ruso, Serguéi Kisliak.

A Mueller le sucedió como director del FBI James Comey, quien fue destituido por el presidente Trump la semana pasada, una decisión que desató una tormenta política en Washington. Sin embargo, algunos legisladores dejaron trascender que la repentina salida del exfuncionario fue un intento de frenar la investigación del FBI sobre los vínculos entre los allegados de Trump y la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016. El diario detalló que no tuvo acceso directo a ese documento, pero señaló que uno de los asistentes de Comey leyó a ese medio parte del escrito.

En un testimonio que presentó la semana pasada ante el Senado, el director interino del FBI, Andrew G. McCabe, negó que haya habido "algún esfuerzo para impedir la investigación" sobre los nexos de Flynn u otros representantes del equipo del ahora Presidente.

"Estamos siendo testigos de un caso de obstrucción a la justicia en tiempo real", manifestó el senador de Connecticut Richard Blumenthal, miembro del Comité Judicial y exfiscal federal, en un comunicado en el que pidió el nombramiento de un fiscal especial para investigar los hechos.

El presidente Donald Trump, un asiduo usuario de Twitter, cambió su teléfono en marzo pasado y pasó de tener un Samsung a un iPhone.

Según El País, Trump no está obligado a ceder el dispositivo, pues las recomendaciones del Servicio Secreto no son vinculantes y el Presidente no tiene por qué obedecer a todo lo que le sugieren.

Después de garantizar su control del país en un reciente referendo para ampliar sus poderes, Erdogan llegó a la capital estadunidense con una lista de quejas, como el apoyo de Estados Unidos a la milicia kurda en Siria o la protección que Washington garantiza a quien Ankara acusa de ser el gestor intelectual de un fracasado golpe de Estado.