Espectáculos

Repudio mundial por el asesinato de un periodista mexicano

Repudio mundial por el asesinato de un periodista mexicano

En este sentido, los expertos exhortaron al gobierno mexicano, especialmente a las autoridades competentes, a investigar el asesinato de Javier Valdez de manera exhaustiva y a identificar, procesar y sancionar a todos los responsables.

Para la UE, estas muertes "hacen de México uno de los países más peligrosos del mundo para los trabajadores de los medios de comunicación".

Con la leyenda #NosEstánMatando y velas blancas los periodistas recordaron además los casos de comunicadores veracruzanos asesinados en los últimos años y exigieron a las autoridades la resolución de todos ellos.

Matar sin piedad, con impunidad ¿hasta cuándo?, se preguntó Ríodoce.

Javier Valdez, también corresponsal de La Jornada, fue asesinado a las 12:00 horas del 15 de mayo en la calle Epitacio Osuna, ubicada en el segundo cuadro de esta ciudad.

Del mismo modo, saludaron el compromiso expresado por el titular del Ejecutivo federal, el titular de la PGR y los mandatarios estatales de enfrentar la impunidad y garantizar las condiciones para garantizar el derecho a la libertad de expresión e instaron a la pronta aplicación de las medidas anunciadas.

En éstas manifestaciones en CDMX fue el lugar donde se tuvo la mayor congregación de fotógrafos, reporteros y camarógrafos, quienes señalaron el descontento del gremio que se sumó también una movilización de comunicadores en otros estados.

En el Ángel de la Independencia, emblemático monumento de la capital mexicana, pintaron las palabras "Nos están matando" y denunciaron que "la situación de vulnerabilidad de la prensa es insostenible".

En Sinaloa, algunos diarios regionales decidieron no publicar la edición impresa correspondiente al día de ayer y otros dejaron de actualizar su versión digital.

En 2017, siete periodistas fueron asesinados en el país, y van 36 durante el mandato del presidente Enrique Peña Nieto, cifra que se eleva a 122 si se cuenta desde el año 2000.

El director para América Latina de Reporteros Sin Fronteras, Emmanuel Colombié, afirmó que "esta oleada de violencia pone en evidencia el estado de emergencia en que se encuentran los periodistas mexicanos".