Deporte

"No renunciaré", anunció el presidente brasileño Michel Temer en medio del escándalo

La ya delicada posición en que ha quedado Temer se agravó, con el anuncio de que el Tribunal Supremo ha decidido iniciar una investigación contra el mandatario por las sospechas vertidas en su contra.

Temer niega los reportes periodísticos que afirman que autorizó sobornos para silenciar a Eduardo Cunha, el expresidente de la cámara baja del Congreso brasileño y testigo clave en el enorme escándalo de corrupción Lava Jato.

Previamente el Tribunal Supremo de Brasil autorizó la investigación contra Michel Temer, objeto de una denuncia por intentar comprar el silencio de un influyente diputado que se encuentra preso.

El presidente de Brasil, Michel Temer, ofreció en la tarde de este jueves una breve conferencia de prensa, en la que no aceptó preguntas, y en la que aseguró que no renunciará a su cargo. En caso de que se comprobara con las imágenes que hubo un acuerdo para que el empresario le pagara un soborno para no hablar a Cunha, Temer podría haber incurrido en el delito de obstrucción de la Justicia, porque perjudicó las investigaciones de la causa Lava Jato, informaron especialistas locales. No renunciaré y exijo una esclarecimiento pleno de todo " No renunciaré.

Sin embargo, afirmó que "cuando el optimismo retornaba", una grabación hecha "clandestinamente trajo de nuevo el fantasma de una crisis política en una dimensión aún desconocida".

"Quiero dejar muy claro que mi Gobierno vivió en esta semana su mejor (...) la caída de los indicadores de la inflación, los números del retorno del crecimiento y la generación de empleo, con esperanza de días mejores".

"No tengo nada que esconder", dijo Temer y agregó: "Nunca autoricé que se usara mi nombre".

Pese al discurso firme de Temer, en el país comenzó a debatirse ayer abierta y públicamente sobre la posibilidad de su renuncia o incluso de que sea sometido a un proceso de destitución.

El diario O´Globo indicó que luego de conversaciones con diputados del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el funcionario reconoció que "no están dadas las condiciones para permanecer en el Gobierno de Temer".