Internacional

Michel Temer: "No renunciaré, no renunciaré" | Internacional

Michel Temer:

Durante la reunión que mantuvieron, Batista le contó a Temer que le estaba pagando un soborno mensual a Cunha para que no se convirtiera en un delator de la justicia. - El presidente de Brasil, Michel Temer, negó que vaya a renunciar tras las acusaciones que lo vinculan a una trama de corrupción y la compra del silencio de un exparlamentario, señalamientos por los que el mandatario se declaró inocente.

Batista grabó la conversación, en la que le comunicaba a Temer que él mismo estaba pagando sobornos al encarcelado ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, un antiguo aliado de Temer, para que éste guarde silencio en la cárcel respecto a la corrupción política.

La Bolsa de San Pablo se hundió y el dólar se disparó ayer en Brasil en medio del escándalo que golpea directamente al presidente Michel Temer, quien se encuentra al borde del abismo político después de un supuesto intento de obstrucción de la Justicia.

Temer estaría preparando su discurso de renuncia, según columnistas del diario O Globo.

Agregó también que esta semana su gobierno vivió su mejor y su peor momento, y aludió a la caída de la inflación, el tímido crecimiento económico registrado, y la creación de unos 60 mil empleos, hechos que en su opinión "crearon la esperanza de días mejores".

Precisa la agencia Prensa Latina (PL) que el gobernante, posesionado como resultado del golpe parlamentario-judicial que depuso a la presidenta constitucional Dilma Rousseff el pasado año, afirmó que la "ilícita grabación" divulgada anoche trajo de vuelta el fantasma de una crisis política de dimensiones incalculables. "Siempre honré mi nombre, en la universidad en la vida pública en mi vida profesional y jamás autoricé que se usarán sobornos", dijo en un mensaje a los medios.

"El mercado da por hecho que Temer no tiene condiciones de continuar", aseguró a Efe Ignacio Crespo, analista de la corredora Guide Investimento.

La influencia de Batista y su compañía -mayor donante en las elecciones de 2014 con más de 130 millones de dólares- llegaría a un nivel en que el empresario habría sido alertado por el propio Temer, en marzo, de la inminente reducción de las tasas de interés bancario antes que el Banco Central la ejecutara, según las revelaciones.