Negocios

Por Brexit, May busca adelantar comicios

Por Brexit, May busca adelantar comicios

Reino Unido celebrará elecciones legislativas el 8 de junio, después de que el Parlamento británico aprobó el adelanto solicitado por la primera ministra Theresa May, que busca reforzarse antes de las negociaciones de 'divorcio' con la Unión Europea (UE).

El líder del Partido Liberal Demócrata, Tim Farron, dijo que May "espera una coronación, no una competición" en estos comicios, mientras que el portavoz del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Angus Robertson, alertó del peligro de un Gobierno "tory" mayoritario y "sin restricciones".

Con las encuestas mostrando a los conservadores de May con un liderazgo dominante sobre su principal rival, la primera ministra está calculando que puede aumentar su pequeña mayoría de solo 17 legisladores y negociar el tipo de Brexit que quiere sin ser influenciada por los duros en su partido. El brexit llevó a la salida del entonces primer ministro David Cameron.

Descontenta con el Brexit, Sturgeon solicitó a Londres poder organizar un nuevo referéndum de independencia, tras el de setiembre de 2014.

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker anunció que las negociaciones por el Brexit "se iniciarán después de junio, tras las elecciones generales británicas".

Aún así, su popularidad supera de largo -por 20 puntos, en algunos sondeos- a la del líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn.

La Unión Europea, por su parte, afirmó que las elecciones no alteran sus planes.

Los conservadores cuentan con una estrecha mayoría absoluta en el Parlamento, de cinco diputados (330 de los 650), pero no están unidos en la cuestión europea, y cada votación exige dar garantías a esa minoría rebelde.

May activó formalmente el proceso de salida de la UE el 29 de marzo, nueve meses después del referéndum, dando el pistoletazo de salida a dos años de negociaciones para deshacer 44 años de relación entre el Reino Unido y la Unión Europea.

"Recientemente y renuentemente he tomado esta decisión", aseguró May.

En opinión de Theresa May, las actuales divisiones en Westminster, sede del Parlamento, pueden arriesgar el éxito de las conversaciones sobre la retirada del país del bloque comunitario.

"Infravaloran nuestra decisión de hacer el trabajo y no estoy preparada para poner en peligro la seguridad de millones de trabajadores en todo el país", añadió, acusando a la oposición de "poner en peligro el trabajo que tenemos que hacer para preparar el Brexit".