Negocios

ONU: Corea del Norte acusó a Estados Unidos de querer una guerra

ONU: Corea del Norte acusó a Estados Unidos de querer una guerra

Pence aterrizó junto a su mujer y sus dos hijas en la base aérea de Osan (al sur de Seúl) para dar inicio a un viaje de tres días a Corea del Sur que tiene como objetivo principal tratar la crisis abierta con el régimen de Pyongyang y sus continuas pruebas de armas de destrucción masiva, reporta la Agencia EFE este lunes.

- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aprovechó su visita a Seúl para mandar un mensaje de advertencia a Corea del Norte.

La declaración se produce luego que el vicepresidente estadounidense Mike Pence advirtiera a Pyongyang de no poner a prueba la "determinación" de Washington, tras un nuevo nuevo ensayo de misil de Corea del Norte.

El recrudecimiento de la retórica entre Corea del Norte y Estados Unidos ha causado alarma en la región, incluida China, tradicional aliada económica e ideológica del régimen norcoreano, si bien algo distanciado de éste desde la llegada al poder de Kim Jong-un.

"El presidente Trump ha dejado claro que no aceptará que Estados Unidos y sus aliados y socios en la región estén bajo la amenaza de este régimen hostil con armas nucleares", agregó McMaster.

Más tarde el lunes, Pence dijo en un comunicado conjunto con el presidente interino de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, que el compromiso de Washington con su aliado es "férreo e inmutable".

"Necesitamos ver indicaciones tangibles de que Corea del Norte se toma en serio y quiere tener conversaciones, y eso no pasa por provocaciones como los ensayos de misiles", indicó Thornton en una llamada con la prensa.

El canciller ruso también dijo que los lanzamientos de misiles de Pyongyang son inaceptables dado que suponen una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), pero añadió que "eso no significa que otros puedan violar la ley internacional en respuesta usando la fuerza militar", según Tass.

El vicepresidente norteamericano recordó los últimos dos bombardeos ordenados por EU en Siria y Afganistán, "estas dos últimas semanas, el mundo ha sido testigo de la fuerza y determinación de nuestro presidente".

La guerra no terminó con la firma de un tratado de paz, sino que se declaró un cese al fuego y se estableció una zona desmilitarizada en torno al paralelo 38 que hasta la fecha es defendida por ambos países: las tropas de Corea del Norte por un lado, y las de Corea del Sur y de Estados Unidos por el otro.

Preguntado por si la opción militar sigue sobre la mesa, el asesor respondió: "todas nuestras opciones están sobre la mesa, en proceso de mejora y de desarrollo más a fondo".

Además de visitar las instalaciones militares próximas a la Zona de Desmilitarización, Pence se reunió con soldados estadounidenses desplazados en la zona.

Más: ¿Primero Siria y ahora Corea del Norte?

"Por ello confío en que no habrá acciones unilaterales (de EEUU) como las que vimos recientemente en Siria", expresó.

La cadena estatal CCTV informó el pasado viernes que Air China había suspendido su ruta Pekín-Pyongyang, lo que dio lugar a especulaciones sobre si la decisión era una forma de presionar a Corea del Norte. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Lu Kang dijo que se deben reducir las tensiones en la península coreana para que la disputa allí pueda encontrar un final pacífico.