Internacional

Miles de afectados por lluvias en Perú

Miles de afectados por lluvias en Perú

Perú aún intenta reponerse de las severas lluvias e inundaciones que azotaron al país en los últimos días.

El documento, que recoge los daños registrados desde que comenzó la temporada de lluvias en diciembre, no incluye todavía a los cuatro desaparecidos que cayeron a un río por el colapso de un puente, que cedió a la fuerza de la corriente fluvial en el momento que varios vehículos transitaban por su estructura.

La fragata Quiñones de la Armada peruana partió anoche con treinta toneladas de ayuda humanitaria para el municipio de Huarmey, situado en la región Ancash, a unos 280 kilómetros al norte de Lima, donde el suministro de electricidad está suspendido por la inundación de la subestación eléctrica del lugar.

El buque también lleva un helicóptero para rescatar a personas aisladas por las aguas, que alcanzan en algunos el medio metro, incluido su hospital.

La Fuerza Aérea del Perú (FAP), por su parte, continúa realizando vuelos diarios a las ciudades de Trujillo, Chiclayo, Piura y Jauja con sus aviones militares Antonov, C27-Spartan y un antiguo avión presidencial para evacuar a los damnificados de esas regiones.

Las víctimas de las inundaciones en Perú aumentaron a 75 muertos, 263 heridos, 20 desaparecidos, unos 100.000 damnificados y 630.000 afectados, según el último informe oficial de daños, publicado por el Centro de Operaciones de Emergencias Nacional (COEN).

Las principales carreteras del país, como la Panamericana Norte, que conecta Lima con Ecuador, tienen cortes por la destrucción de puentes que no resistieron la crecida de las aguas, mientras que en otras vías que cruzan los Andes el tránsito es restringido por la caída de aludes. Actualmente, 27 distritos de Lima no cuentan con el servicio de agua y se han suspendido las actividades escolares hasta el martes.

Las autoridades peruanas instalaron en la capital diversos puntos para recoger donaciones de productos de primera necesidad, y uno de ellos está en Palacio de Gobierno, a cargo de la Primera Dama, la estadounidense Nancy Lange.